rss
email
twitter
facebook

martes, 23 de marzo de 2010



Se viene semana Santa y todavía no sabes en donde vacacionar

A continuación te recomiendo las siguientes 12 maravillas de México, que sin duda la pasaras de los mejor en alguna de ellas y podrás disfrutar de un ambiente muy naturalista.



         Cañón del Sumidero, Chiapas
 La naturaleza tardó más de 36 millones de años en labrar esta imponente formación de roca. Es por ello que este sitio ha sido testigo de toda la historia de nuestro país y muchísimo más. Fue precisamente aquí, en 1527, donde el capitán español Diego de Mazariegos atacó a los indios chiapa como una estrategia para lograr la conquista de estos territorios. Algunas versiones de la historia cuentan, incluso, que los pobladores se lanzaron a las aguas del río, desde muy alto, con tal de no ser conquistados por los españoles. Lo cierto es que este cañón hoy puede disfrutarse de distintas maneras, pues además de sus impresionantes dimensiones guarda una inigualable riqueza biológica en su zona fluvial, montañosa, selvática y boscosa. Es considerado Parque Nacional desde 1980 y en él se han registrado dieciocho especies de orquídeas, diez de bromelias, cinco de helechos y tres de begonias. Este hábitat es uno de los últimos refugios nacionales de hocofaisanes, tapires, osos hormigueros, monos araña y cocodrilos de río; sus poblaciones más abundantes son de jabalíes, chachalacas, halcones cola roja, gavilanes, iguanas negras y boas constrictor, que hacen la vida entre río y montaña.






Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en este sitio pincha aquí 




                                                                                                             Palenque, Chiapas
 Palenque es una de las zonas arqueológicas más importantes de la cultura maya. Según los investigadores, se fundó hacia el año 100 a.C. y tuvo un notable desarrollo cultural que duró hasta el 900 d.C. Durante varios siglos, Palenque fue el centro rector de una vasta región de influencia maya que en la actualidad está conformada por los estados de Chiapas y de Tabasco. Sin embargo, antes de que terminara el primer milenio de nuestra era, esta gloriosa ciudad fue abandonada y dejada a merced de la selva que, como bien se sabe, tiene la doble cualidad de proteger y destruir al mismo tiempo aquello que se le encomienda.

Hoy en día, el sitio está formado por más de doscientas estructuras arquitectónicas de diferente tamaño y complejidad, y es testimonio de que los indígenas mesoamericanos crearon grandes civilizaciones organizadas política y socialmente, donde existían altos valores religiosos, artísticos, científicos y humanísticos. Entre sus edificios principales se encuentran el Templo de las Inscripciones y el Palacio. Gracias a los hallazgos arqueológicos y a la interpretación de las inscripciones encontradas, tenemos conocimientos acerca de sus gobernantes y personajes principales; del inicio y de la terminación de sus conquistas militares; de las alianzas que establecieron y de los rituales que celebraban; y del calendario tan exacto por el cual se regían.

Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en este sitio pincha aquí








               Prismas Basálticos, Hidalgo
 Cinco kilómetros al noreste de la población de Huasca de Ocampo se localizan los Prismas Basálticos, unas enormes columnas de roca que decoran las paredes de una barranca conocida como Alcholoya donde, además, las aguas de la presa San Antonioforman cascadas. Estas formaciones, que tienen una altura aproximada de 30 metros, se originaron cuando grandes cantidades de lava se enfriaron súbitamente al caer al fondo de la barranca durante un derrame que hubo hace millones de años. El barón Alexander Von Humboldt -el padre de la geografía moderna, quien visitó México a principios del siglo XIX- quedó muy impresionado ante la belleza del sitio, por lo que las dibujó a lápiz en un boceto que hoy se exhibe en el Museo de Arte Británico, en Londres.

Hay una formación parecida a los Prismas Basálticos en la costa noreste de Irlanda del Norte. Se trata de la Calzada de los Gigantes, constituida por enormes columnas de piedra que caen al mar. Circula la leyenda de que éstas eran utilizadas por los gigantes celtas para cruzar el océano y llegar a Escocia.
Alrededor de los Prismas Basálticos se ha creado el Centro Vacacional Prismas Basálticos, que cuenta con áreas para acampar, asadores, restaurantes, albercas, canchas deportivas y tiendas de artesanías. Además, en los alrededores se organizan paseos a caballo y recorridos en lancha por la presa San Antonio.

Otra opción es hospedarte en Huasca de Ocampo, que además de ser el poblado más cercano, es un bonito paraje considerado "pueblo mágico de México".
En cuanto a la gastronomía, es preciso probar la típica barbacoa y los panes de pulque o nata; también se pueden adquirir en el centro de Huasca objetos de barro, obsidiana, madera y prendas de lana.

Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en este sitio pincha aquí




                                                                                                       Monte Albán, Oaxaca
 Esta impresionante ciudad, que luce dorada en época de sequía, y color esmeralda en temporada de lluvias, nos habla del esplendor de dos culturas, los zapotecos, quienes la fundaron alrededor del 500 a.C., y los mixtecos, quienes conquistaron todo el fértil valle de Oaxaca unos cuantos siglos antes de la conquista española.
El corazón de la ciudad, la cual alcanzó su máximo esplendor del 200 al 600 d.C., está representado por un enorme espacio llamado Gran Plaza. Aquí te sugerimos comenzar tu recorrido. Imagina cuando en este gran espacio (de 300 metros de largo por 200 de ancho) se asentaba el mercado y se vendían desde alimentos y plantas hasta productos de lujo, que se pagaban con las monedas en turno, es decir, cacao, conchas y sal.
Alrededor hay varias estructuras, como las Plataformas Norte y Sur, las cuales debes recorrer para disfrutar de vistas inigualables de los valles de Oaxaca. Estos enormes basamentos solían rematar en templos; además había palacios residenciales, elegantes tumbas de piedra, sistemas para el control y el almacenamiento de agua, estructuras para el juego de pelota, y monumentos para la observación astronómica.

Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en esta maravilla pincha aquí





       Arrecifal Veracruzano, Veracruz
 El Sistema Arrecifal Veracruzano, que tiene aproximadamente 10 millones de años de edad, incluye dos áreas separadas, una frente a la ciudad de Veracruz, y la otra, 20 kilómetros al sur, frente a Punta Antón Lizardo. Fueron decretadas Área Protegida en 1992.
El sistema está integrado por numerosos bajos, varias islas e islotes y veintitrés arrecifes que se elevan desde profundidades de 50 metros, conformando una especie de cordillera submarina. Además, la zona esconde más de 350 barcos hundidos, muchos de los cuales pueden explorarse buceando.
Entre las especies de coral de la zona, destacan los corales blandos, que se mueven rítmicamente al vaivén del mar, los corales cuerno de alce y cuerno de ciervo, que hacen alusión a la forma de asta o cornamenta, y el coral cerebro que, como su nombre lo indica, tiene una estructura esférica con surcos. Pero no sólo los corales viven en este sistema; también verás peces multicolores como el cofrecito, el lora, los cirujanos y muchos otros, además de crustáceos, como cangrejos brazo fuerte, pulpos, camarones y almejas. Por su parte, en las pequeñas islas abundan especies importantes de flora, como los manglares y la palma de coco.
La protección del área ha contribuido a evitar el saqueo desmedido de corales y la explotación irracional de los recursos del sistema. No obstante, aún es necesario redoblar esfuerzos para evitar que esta invaluable fuente de vida se dañe.

Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en esta maravilla pincha aquí




                                                                                                        El Cielo, Tamaulipas
 El Cielo es una Reserva de la Biosfera y un paraíso sin paralelo en el estado de Tamaulipas. Con cuatro ecosistemas que se conservan en estado prístino en la zona protegida, dentro de los cuales abundan distintas especies de flora y fauna-muchas de ellasendémicas, es decir, que crecen y se desarrollan únicamente en ese sitio-, El Cielo es un punto esencial para diversos estudios científicos, como botánica, geología, ornitología y zoología.
Esta Reserva de la Biosfera, la más extensa en el noreste de México, se localiza en la región sureste de Tamaulipas, dentro de la Sierra Madre Oriental, y comprende 144,530 hectáreas que forman parte de los municipios de Gómez Farías, Llera, Jaumave y Ocampo. En ella habitan, en un ambiente protegido, más de 225 especies de aves residentes y 175migratorias, aparte de muchos anfibiosmamíferos y reptiles. Asimismo, por tratarse de una zona de transición ecológica, que incluye diversos tipos de climas, ahí existe una extraordinaria combinación de flora con especies propias de bosque mesófilo de montaña, de bosque sub-caducifolio, de bosque templado de pino-encino, de llanura árida y de selva tropical. El Cielo cumple con una tarea ecológica incomparable: genera agua dulce para abastecer a todo el sistema acuífero de la región. Por todo esto, fue declarada por decreto estatal como Reserva de la Biosfera en 1985, y un año más tarde, con el apoyo de las Naciones Unidas, como Reserva de la Humanidad. Finalmente, en 2001 fue incorporada al Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas.
Como El Cielo está "cerca" del cielo, su belleza natural va más allá de lo convencional. ¿Puedes imaginarte observar cómo baja la neblina y sentirte envuelto por ella? Hay varios lugares así en México, y éste es uno de ellos, lo cual le da un toque de magia y nostalgia en ciertas tardes memorables que se prestan a la contemplación o la meditación. Así que ya sabes, ir a El Cielo, que no es lo mismo que irse al cielo, es cuestión de ganas, tiempo y planeación.

Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en esta maravilla pincha aquí




                     Mazatlán, Sinaloa 
 El nombre de esta ciudad proviene del náhuatl mazatl, que significa ciervos o venados, ytlan, que significa lugar. No obstante, en Mazatlán nunca hubo asentamientos indígenas, porque no había agua potable en la región. Por lo mismo, tampoco hubo asentamientos durante la Colonia. Mazatlán comenzó a poblarse hasta los años treinta del siglo XIX, tras la Independencia, cuando llegaron a la región comerciantes europeos, sobre todo alemanes. Éstos dieron elegancia a la parte que hoy se conoce como "Mazatlán Viejo", mientras que el "Mazatlán Nuevo" se fundó en la segunda mitad del siglo XX, con el auge del turismo internacional tras la Segunda Guerra Mundial.
La mejor manera de conocer Mazatlán es ubicando sus distintas zonas. El "Mazatlán Viejo", comprende la mayoría de los edificios del siglo XIX, como el bello teatro Ángela Peralta y la ecléctica basílica de la Inmaculada Concepción, además de varias plazas, como la agradable plaza Machado, el mercado de Pino Suárez, y los museos Arqueológico y de Arte.
Por su parte, el "Mazatlán Nuevo" empieza con la Avenida del Mar, que comprende todo elmalecón y da lugar a la Zona Dorada, en la parte norte de Mazatlán, donde se localizan los principales desarrollos turísticos de la ciudad: grandes hoteles, tiendas, marinas, campos de golf, bares, discotecas y restaurantes. Esta zona está compuesta por tres tramos de playa, conocidos como Playa Gaviotas, Sábalo y Cerritos. En la primera es en donde más servicios hay, incluyendo la oferta de todo tipo de deportes acuáticos; mientras que a medida que se avanza hacia el norte, el bullicio disminuye, junto con el número de hoteles y de prestadores de servicios. Frente a la Zona Dorada hay tres islasLobosVenados, y Pájaros. Sólo es posible visitar la de Venados, que tiene una tranquila playita desde donde se aprecia la ciudad de Mazatlán.
Otra zona interesante de la ciudad es la de Isla de la Piedra, la franja de tierra que se encuentra frente a la ciudad, del otro lado del Canal de Navegación. Puedes llegar a ella en velero, catamarán, o en las pangas que salen desde los embarcaderos del canal. La isla, repleta de cocoteros, ofrece amplias playas y muchos restaurantes playeros. En las noches de invierno, las tortugas golfinas llegan a desovar a las costas de Isla de la Piedra.


Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en esta maravilla pincha aquí




                                                                                                     Chichén Itza, Yucatán
 Desde mediados del siglo XIX, la ciudad maya más famosa del mundo ha atraído a numerosos exploradores, aventureros, arqueólogos, científicos y artistas, así como a millones de turistas que siguen llegando, día con día, para asombrarse por la monumentalidad de sus edificios, la simetría perfecta de El Castillo, el inigualable fenómeno arqueoastronómico del descenso de Kukulkán, y para darle rienda suelta a la imaginación en este misterioso y espectacular legado maya.
La historia de Chichén Itzá inicia entre los años 325 y 550 d.C., con el arribo de grupos mayas que aprovecharon los cenotes para establecer su pueblo. Alrededor del año 800, lostoltecas invadieron la zona y trajeron consigo su cultura. Al fusionarse ambas culturas, la ciudad alcanzó su esplendor hasta el año 1100 (fines del período Clásico y principios del Posclásico). Uno de los grandes ejemplos de dicha fusión es Quetzalcóatl, la serpiente emplumada de los toltecas y aztecas, que para los mayas se convirtió en Kukulkán, su dios más importante.

Luego de haber sido el centro político, religioso y militar de mayor importancia en el norte de Yucatán, el colapso definitivo se dio entre los años 1196 y 1441, a causa de una guerra civil. A la llegada de los españoles, Chichén Itzá tenía más de tres siglos de estar abandonada, pero jamás estuvo perdida ni olvidada, pues los mayas de entonces, y sus descendientes, seguían recordando su grandeza a través de la tradición oral.

Desde que los primeros exploradores europeos la redescubrieron, en el siglo XIX, se ha convertido en una de las zonas arqueológicas más estudiadas y reconstruidas. Dado su valor histórico y cultural, en 1988 la UNESCO declaró a Chichén Itzá como Patrimonio de la Humanidad; un gran reconocimiento al cual se sumó, el año pasado, el ser ¡una de las siete nuevas maravillas del mundo!, y posteriormente, una de las 26 maravillas de México.

Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en esta maravilla pincha aquí




                   Xel-Há Quintana Roo
Sólo la naturaleza puede ser tan perfecta como para mostrarnos que la magia existe y puede experimentarse en cada rincón de Xel-Há: "lugar donde nacen las aguas". Esta Maravilla Natural ubicado en el Caribe Mexicano es un lugar de indescriptible belleza, en el que la laguna turquesa, el río de suave corriente y una exuberante jungla convergen para formar un paraje maravilloso junto al mar.
Xel-Há es un paraíso acuático único en el mundo, en donde es posible observar con máscara y snorkel a miles de peces que han hecho del río y la caleta su hogar. En Xel-Há se pueden observar mas de 300 diferentes especies de Flora y Fauna.
La selva esmeralda que bordea el río y la laguna de Xel-Há crea una vista exótica difícil de encontrar en otro lugar, puede explorarse a pie, en bicicleta o en trenecito, mientras se admira a las distintas especies vegetales y animales en su hábitat natural.  Es un universo dedicado a la ecología y a la preservación de la flora y fauna autóctonas.
En el parque hay un campamento tortuguero, un delfinario, donde se puede tener contacto con esta increíble especie en un entorno natural; en todos ellos se promueve la preservación de las especies, con el fin de conservar la zona y tener un mejor conocimiento de ella.
En Xel-Há al igual se pueden observar a 3 manatíes que han encontrado refugio en este paraje natural, haciendo de él un santuario para su protección.
Xel-Há se encuentra a unos minutos de las misteriosas ruinas mayas de Tulum  (por lo que resulta ideal visitar ambos lugares el mismo día), a 100 km de Cancún y a 39 km de Playa del Carmen, en la Riviera Maya. Es, indiscutiblemente, el acuario natural más bello del mundo y un deleite para los exploradores.

Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en esta maravilla pincha aquí




                                                                                                 Cuatro Ciénegas, Coahuila
 Este interesantísimo valle está ubicado dentro del desierto más grande de Norteamérica, el desierto de Chihuahua; es un Área de Protección de Flora y Fauna desde 1994 y comprende 84 347 hectáreas. Se trata de uno de los dos únicos ecosistemas de manantial de desierto en esta parte del continente y alberga el mayor número de especies endémicas hasta hoy registradas (es decir, que habitan allí ¡y en ningún otro lugar del mundo!). En él existen más de 200 pozas que son hábitat de más de 75 especies de anfibios, crustáceos, moluscos y peces.
Su biodiversidad, asociada a un complejo sistema geotérmico que forma lagunas, pozas y ríos, convierte a este valle en un santuario único con un hábitat de desierto donde habitan reptiles e insectos, así como más de 400 especies de cactáceas que sólo aquí existen. De hecho, mucha de esta flora y fauna se encuentra en la lista de especies amenazadas o en peligro de extinción. De particular interés científico son la rarísima tortuga bisagra, el pez ciego y la tortuga blanca de caparazón blando.


Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en esta maravilla pincha aquí




                  Tulum, Quintana Roo
 Protegida por una muralla y por el acantilado natural, Tulum es la zona arqueológica más famosa e importante en nuestras costas del Caribe. Su nombre moderno, que en lengua maya significa "cerco" o "muralla", no es tan evocativo y acertado como su nombre antiguo: Zamá, cuyo significado es "Salida del sol" o "Amanecer"; nombre que le viene a la perfección, pues para los mayas de la antigüedad, éste fue un observatorio astronómico y de defensaa la vez, que recibe puntual los primeros rayos del sol cada mañana.
Se estima que la fundación de Tulum se dio alrededor del año 1200, como puerto comercial, alcanzando su esplendor en el 1400. Las evidencias arqueológicas confirman que aquí se mercaban los productos marítimos de la costa de Quintana Roo y la isla de Cozumel. Al parecer, esta ciudad era independiente, política y comercialmente hablando, del dominio de otros centros mayas de poder o ciudades-estado, y se mantuvo así hasta que en 1518 llegaron los primeros conquistadores españoles, Juan de Grijalva y sus súbditos. Debido a la guerra, la esclavitud y las enfermedades desconocidas para los nativos, Tulum fue abandonada, como sucedió con muchas otras ciudades de la región y de toda América.
Las estructuras y pirámides que hoy en día admiramos en Tulum fueron construidas durante el Postclásico tardío (1200-1550), aunque hay ciertos elementos visibles que son anteriores, como la estela 1 y la estructura 59, los cuales presentan estilos del Clásico temprano (300-600 d.C.).
Con el abandono de Tulum como ciudad viva y dinámica, vino el deterioro y la naturaleza se encargó de ocultarla. Hubieron de pasar muchos siglos hasta que fue redescubierta por el mundo occidental, pero los nativos jamás la olvidaron y anualmente hacían y siguen haciendo peregrinaciones rituales para llevar ofrendas a los dioses de la antigüedad. En abril de 1981 esta área fue declarada Parque Nacional y en diciembre de 1993, Zona de Monumento Arqueológico.

Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en esta maravilla pincha aquí




                                                                                                   Paisajes Agaveros, Jalisco
 México es tierra de agaves. Todas sus regiones están cubiertas por estas plantas milenarias, como maguey, henequén, zapupe, guapilla o lechuguilla, pero no hay otra más llamativa que el agave azul, el tequilero, cuyos plantíos engalanan los campos de Jalisco.
El agave es nativo del continente americano y existen 186 variedades de él; 139 crecen en territorio nacional y de éstas, 71 son endémicas (que solamente allí existen). Es tan generoso, que desde tiempos inmemoriales ha servido para elaborar bebidas rituales, alcohólicas y vigorizantes, así como dulces, conservas y otros productos artesanales, aparte de sus usos industriales.
Hoy en día, los paisajes agaveros son una maravilla natural y humana de México, pero desde el 13 de julio de 2006 la UNESCO los declaró Patrimonio de la Humanidad, una distinción que no cualquier lugar del mundo obtiene.
Hablar de paisajes agaveros es entrar en el campo donde confluyen la naturaleza y la influencia humana -uno no existiría sin el otro. Aquí, el humano adaptó a la naturaleza para cultivar plantas generosas que nos regalan el tequila mediante un proceso de destilación que combina elementos tradicionales y modernos. Esta simbiosis entre naturaleza y humanos ha traído como consecuencia hermosísimos paisajes sin parangón en otras latitudes del mundo.
Existen paisajes agaveros en varios estados de la República Mexicana, pero no se pueden comparar con la belleza de los que vemos en Jalisco, donde el color de la tierra armoniza y contrasta a la vez con el color del agave azul, el agave tequilero.
Dentro del estado de Jalisco hay regiones tapizadas de agave azul, y la más distintiva de todas es la llamada "ruta del tequila", que tiene a la población de Tequila como epicentro. Es una ruta donde no sólo se pueden observar los paisajes agaveros desde la distancia, sino que es posible caminar entre ellos, ya sea para conocer de cerca el proceso inicial del cultivo de esta planta, para llegar a sitios arqueológicos legados por la extinta cultura de los guachimontones o para hacer un turismo de aventura o ecoturismo por los rumbos del volcán de Tequila, cuya altitud sobrepasa los 2 900 metros sobre el nivel del mar y desde su cima la vista de los paisajes agaveros es en verdad impresionante.

Si quieres saber más de las actividades que puedes realizar en esta maravilla pincha aquí





<\span>







0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada